Uñas fuertes y perfectas. Tus manos son tu mejor presentación.

Add to Flipboard Magazine.

Quizá no nos demos cuenta pero nuestras manos dicen mucho de nosotras: se ven enseguida, en cualquier momento, pues casi nunca van cubiertas. Tal vez no les hayas prestado atención a tus uñas o, por el contrario, te incomoda que no crezcan o se vean deterioradas. Son muchas y muy variadas las causas que afectan tanto al crecimiento como al aspecto de tus uñas. Y, la mayoría, mejoran con unos simples métodos.

unas_sanas_cuidadas

En primer lugar, debemos evitar los malos hábitos: mordelas, tanto la uña como las pielecitas que las circundan, usarlas de forma inadecuada, fumar, la mala alimentación, … Es posible que vayas a necesitar un cambio en tus costumbres, pero verás cómo tus uñas crecen y se fortalecen mostrando un aspecto verdaderamente saludable. No es en absoluto difícil, basta con seguir estas recomendaciones y consejos para obtener resultados óptimos.

Como para cualquier otra circunstancia relacionada con tu aspecto y tu salud debes comprobar que tu alimentación es la correcta. Una vez que partas de ello te recomendamos que empieces a incluir en tu dieta estos componentes, fáciles de adquirir y beneficiosos desde todos los puntos de vista. En primer lugar debes incluir o aumentar tus dosis de calcio. Sabrás que se encuentra en la leche y en los demás productos lácteos; pero quizá no sepas que también lo puedes obtener añadiendo a tu dieta frutos secos y vegetales de hoja verde.

unas_sanas_cuidadas_calcio_frutos_secos

¿Qué más añadir a nuestra alimentación para lograr un mayor crecimiento y fortaleza de nuestras uñas? Omega 3. Son innumerables los beneficios de este aceite para nuestro organismo, tantos que aparece en la mayor parte de dietas dirigidas a controlar el colesterol y otras enfermedades. Y no hace falta que lo compres en la farmacia o herboristería, pues pescados como el salmón, el atún, la trucha lo tienen; igualmente, hay frutos secos ricos en Omega 3, como la nuez o la almendra.

unas_sanas_cuidadas_omega3

También conviene que añadas a tu dieta minerales como el zinc, que se encuentra en numerosas verduras y pescados. Debemos lograr una producción extra de queratina para nuestras uñas, por lo que resultará conveniente el consumo de gelatina y aceite de oliva. Estas modificaciones en nuestra dieta van a lograr que las uñas crezcan rápidamente y de forma sana. Pero, una vez que las hemos mejorado, es hora de cuidarlas y protegerlas; evitar que se partan o que se astillen. Como puedes imaginar su hidratación es fundamental.

unas_sanas_cuidadas_hidratacion

 

Lo ideal es tomar como hábito el dar un baño semanal a nuestras cutículas de aceite de oliva, o bien de agua tibia con unas gotas de aceites esenciales. Si no tenemos tiempo para ello al menos hemos de hidratarlas con un masaje de crema para el cuerpo de forma habitual. Por otra parte, en cuanto notemos una mínima rotura o fisura es conveniente limarla inmediatamente para evitar que vaya a más. Y si podemos, con una lima de cartón: son las menos agresivas para nuestras uñas.

unas_sanas_cuidadas_limas_carton

 

La protección será superior si utilizamos sobre ellas un producto endurecedor. Podemos aplicarlo de forma aislada o bien elegir un esmalte que lo lleve incorporado. Se trata de productos especialmente indicados para fortalecer y proteger nuestras uñas, así que aficiónate a usarlos. Y, de la misma forma, acostúmbrate también a usar la acetona lo menos posible, pues es un producto agresivo que puede llegar a afectar a la estructura interna de la uña. Te recomendamos que utilices acetonas suaves o bien utilices aceites naturales para eliminar el barniz, como el aceite de coco.

Y junto a estos consejos tienes otras muchas recomendaciones, pero quizá más complicadas. Por si acaso, aquí te dejamos algunas: el aceite de jojoba, genial para todo, tiene efectos espectaculares sobre las uñas: aplicado diariamente sobre la superficie y las cutículas ejerce un efecto estupendo. A otras personas les va estupendamente el ajo, en múltiples versiones: desde las arriesgadas que machacan ajos e introducen sus uñas en la pasta (a pesar del olor), hasta los que prefieren llevar un ajo a ebullición y añadir al agua unas gotas de limón; una vez colada, esta infusión funciona estupendamente en nuestras manos.

Ten siempre en cuenta tus uñas: si no están sanas y cuidadas por mucho que las pintes no lograrás un buen efecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *