Plantas más sanas y fuertes.

Add to Flipboard Magazine.

¿Eres de las que tienen muchas plantas en casa o de las que tiene sólo una y mustia? Hoy te traemos un truco superfácil y barato para que tus plantas crezcan sanas y fuertes.

Con la llegada de la primavera y el verano los hogares se inundan de plantas y flores. Pero, tanto las plantas de interior como las de exterior tienen que recibir unos determinados cuidados para gozar de una buena salud y lucir más bonitas.

Las plantas no son un elemento decorativo como un jarrón o un cuadro. Ellas necesitan de ciertas atenciones como el riego, adecuado, la poda apropiada, la colocación en macetas acordes con su tamaño… Si quieres saber lo que debes hacer para que tus plantas luzcan sanas y hermosas los próximos meses presta atención a los siguientes consejos.

Nuestras plantas necesitan para crecer abono, y dentro de ellos son preferibles siempre los orgánicos. Fundamentalmente, porque necesitan de calcio, así que os vamos a proponer una forma muy, muy sencilla de nutrir a vuestras macetas: con cáscara de huevo. Increíble, ¿verdad?

Para nuestras plantas es ideal contar con este deshecho orgánico, pues si lo colocamos alrededor de las mismas vamos a evitar que nuestras macetas se vean faltas de calcio. La forma más cómoda de hacerlo es siguiendo los pasos de este vídeo:

Igualmente acudiremos a las cáscaras del huevo cuando vayamos a transplantar la maceta o a sembrar alguna planta nueva en nuestro huerto, si eres de esas afortunadas. En este caso las cáscaras quedarán enterradas.

La elección de la cáscara de huevo como abono responde a su composición: 93% carbonato de calcio y 1% de nitrógeno, sustancias que junto a otros nutrientes son fundamentales en el desarrollo de las plantas. Por lo general, los vegetales toman estas sustancias de la propia tierra, sin embargo en ocasiones no es suficiente, lo que provoca su falta de crecimiento e incluso la podredumbre inicial de los brotes.

Aunque eso sí, eh?, tampoco te pases: si constantemente añadimos cáscaras de huevo a la tierra de nuestras macetas les estaremos haciendo un flaco favor. Si abusamos de este abono podremos modificar el PH de la tierra volviéndolo más básico.

Tus plantas de semillero podrán crecer fuertes en una jarra grande. Mete en ella, tierra, un poco de abono, y las semillas.
Echa un poco de agua y pon la jarra en el jardín para que crezcan sanas y fuertes.

Fuente:
www.losmejoreslifehacks.com
www.miarevista.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *