La envidia de un amigo es peor que el odio de un enemigo… ¿Y tú, tienes un amigo envidioso?

Add to Flipboard Magazine.

La envidia se manifiesta como un sentimiento de resentimiento, disgusto o celos por lo que otra persona ha conseguido y quien es propio del sentimiento se siente con alguna limitación para obtener.

 

La envidia es algo totalmente humano. Todos sabemos lo que se siente, y la podemos envidiar a un desconocido o un íntimo amigo.

La envidia que parte de un amigo, es una de las más tóxicas, porque pocas veces será identificable, nadie se siente orgulloso de sentir envidia y mientras pueda evitar ser descubierto, mejor. Pero en el caso de los amigos, ellos por lo general tienen un grado de influencia en nosotros, son libres de opinar o de “ayudarnos” a resolver algunas cosas, y consciente o inconscientemente, podrían estar saboteando nuestras acciones por sus deseos ocultos.

Sea porque se haya comprado una casa hermosa, haya pasado unas vacaciones que parecen la gloria, esté más que radiante que nunca en una fiesta o porque haya logrado un ascenso en el trabajo, a la envidia nunca le faltan motivos. ¿Es un síntoma de que algo anda mal o, quizás justamente al contrario, una señal de que hay algo en el otro que uno admira?

Dicen de las personas envidiosas que guardan un secreto. Que bajo sus miradas atentas y suspicaces se esconde la frustración, una necesidad no satisfecha y a su vez, un agotamiento psicológico que no saben cómo resolver. Porque la envida, lo creamos o no, implica grandes esfuerzos: observar, comparar, vigilar y ante todo, sufrir en silencio el peso de la infelicidad.

La envidia no puede ser compatible con una amistad sincera, así y todo, no es nada raro encontrar este tipo de sentimiento, muchas veces oculto, en una relación de amigos y aún más frecuente entre amigas. “La envidia sana”, término utilizado para definir ese sentimiento más bien de admiración que se tiene por otro, puede en verdad ser muy inocente, ¿pero cuál es el límite para no comenzara sentir una envidia con todas las letras? Generalmente la envidia, se percibe como una energía negativa o con un gesto de falsedad ante la felicidad o dicha ajena. La envidia genera competitividad, resentimiento, disconformidad, malicia, todas expresiones negativas que nada le puede aportar de bueno a una relación de amistad.

La envidia entre mujeres, es más frecuente de lo que pensamos. Comúnmente las mujeres tienden a compararse con otras, aún desde la admiración que pueden sentir por esa amiga o persona conocida.

La envidia es muy frecuente y se manifiesta de mil maneras, su energía siempre es negativa y muchas veces el que la siente ni siquiera se siente en capacidad de reconocerla. La mayoría de alguna manera vive comparando sus vidas con las de otros y sintiéndose superiores a algunos e inferiores a otros. Si invirtieran esas energías en crecer, en enamorarse de su vida, no tendrían que estar tan pendientes de los acontecimientos de la vida ajena y probablemente su calidad de vida mejoraría considerablemente.

Fuente: rincondeltibet.com

maestroviejo.es

www.abc.com.py

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *