Ejercicios geniales sólo con una silla.

Add to Flipboard Magazine.

¿UNA SILLA? Sí, una silla, simplemente. Instrumento sencillo y fácil de encontrar en cualquier parte. ¿Qué te parece este tipo de entrenamiento? Tiene enormes ventajas, míralo y ahora te contamos.

 

Antes de explicarte nada al respecto, una primera reflexión: sea con una silla o una coliflor, cualquier tipo de ejercicio que realicemos usará nuestro peso corporal a modo de resistencia, lo que en términos expertos se denomina «body weight training». Este tipo de rutinas cuenta con una ventaja enorme respecto de los que realizamos con pesas, barras u otros aparatos: el riesgo de padecer alguna lesión utilizando el peso de nuestro propio cuerpo es infinitamente menor.

Si trabajamos con nuestro propio cuerpo favorecemos nuestro sistema nervioso, nuestra coordinación y el equilibrio. En dos palabras: mente y cuerpo entrenan a la par.

rutina-con-silla-sentadilla

Entre las ventajas de utilizar este tipo de entrenamiento cuenta, y mucho, que podemos adaptar estas rutinas a nuestras propias necesidades. Y nos referimos, precisamente, a quienes no están habituados al ejercicio. Comenzar tus días deportivos con ejercicios basados en nuestro propio peso es un cimiento fuerte y sólido para futuros entrenamientos más fuertes. Los ejercicios que te hemos propuesto harán que tu cuerpo vaya incrementado su fuerza de forma progresiva; es decir, cada día llegarás más lejos.

Una vez que ya te has animado a empezar vamos a sentar las primeras e importantes bases. No vale cualquier sitio; es decir, busca una zona amplia y despejada con suelo antideslizante. Evitaremos golpes y caídas.

rutina-con-silla-fuerza-equilibrio

Respecto a tu útil de trabajo, la silla, pues cuanto más rígida, mejor. Es preferible que sus superficies sean anchas y que cuente con una buena base. Si sólo disponemos de una silla de oficina hay que extremar todas las precauciones: no todas las rutinas sirven en sillas con ruedas. Es muy importante que quede fija de alguna manera: contra la pared por ejemplo. Las ruedas provocan inestabilidad, lo que puede causar en cualquier momento un golpe o una caída.

rutina-con-silla-step-up

Más cosas a tener en cuenta: antes de ponernos manos a la obra tenemos que ser sinceros con nosotros mismos, pues de nada sirve un cuarto de hora de ejercicio físico si no tenemos un plan. Es decir, en primer lugar tenemos que preparar nuestro cuerpo de forma previa al entrenamiento. Esto es, debemos movilizar las articulaciones a modo de entrenamiento, antes de llegar a utilizar la silla. El calentamiento previo es recomendable que dure entorno a los cinco minutos, haciendo trabajar todo nuestro cuerpo.

El entrenamiento que os proponemos puede e incluso debería completarse con otras actividades: cuantas más capacidades físicas básicas activemos más equilibraremos el mismo. Por ejemplo, ya que nuestra rutina con la silla implica trabajar con el peso de nuestro cuerpo y realizar estiramientos, nada mejor que complementar con un día de carrera continua; así trabajamos la capacidad pulmonar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *