El secreto de la eterna juventud: vitamina E.

Add to Flipboard Magazine.

Apunta estos trucos de belleza. Unos sencillos tips que parten del más potente antioxidante que conocemos: la vitamina E. Esta vitamina es imprescindible para todos pues nos protege de los radicales libres, lo que se traduce en una piel cuidada y tersa. Resulta evidente cuándo nuestro cuerpo carece de esta vitamina.

eterna-juventud-vitamina-e-antioxidante-alimentos

Vamos a aprovechar sus estupendas facultades para estar más jóvenes y guapas. Una vez que ya sabes que es la vitamina de la juventud, debes conocer cómo utilizarla para beneficiar la piel y el cabello. Las propiedades de esta vitamina van más allá de su poder antioxidante; por ejemplo, es perfecta para combatir las arrugas ya que ralentiza el envejecimiento de las células y retiene colágeno en nuestra piel.

eterna-juventud-vitamina-e-antioxidante-beneficios

En su labor de protección, filtra los rayos del sol, regenera nuestra piel y la preserva del frío, el viento, la contaminación… Por otra parte, la vitamina E nos mantiene lejos de las infecciones, pues está más que comprobado que aumenta nuestras defensas y, en consecuencia, estamos más protegidos frente a virus y bacterias. Otra de sus facultades es su propiedad cicatrizante para recuperar estrías, heridas, así como marcas en la piel. Verás cómo van mejorando gracias a esta increíble vitamina.

eterna-juventud-vitamina-e-antioxidante-capsulas-ampolls

Como te repetimos a diario, el secreto de belleza más efectivo es cuidar nuestro cuerpo por dentro para ver resultados desde fuera. Así que vamos a ver qué tipo de alimentos ricos en vitamina E es conveniente consumir.

PIMENTÓN.- Tanto dulce como picante, el pimentón o paprika adereza muchos platos de cuchara, guisos y ensaladas. No dudes en usarlo habitualmente.

ALMENDRAS Y PIÑONES.- Son frutos secos hipersanos, de rico sabor, que debes incorporar a tu dieta a diario. Eso sí, por favor, siempre crudos y subirán nuestros niveles de vitamina E con sus estupendas consecuencias.

assortment of tasty nuts with leaves, isolated on white

ESPINACAS.- Cocidas, salteadas, crudas, ¿cómo te gustan más? Sea como fuere no dejes de tomarlas varias veces a la semana, son una fuente estupenda de vitamina E.

PIPAS DE GIRASOL.- Seguro que las has comido como picoteo entre horas o frente al televisor. Cambia de hábitos y añadelas a tus ensaladas. Ya verás qué sabrosas.

eterna-juventud-vitamina-e-antioxidante-pipas-girasol

ALBAHACA Y ORÉGANO.- Hierbas aromáticas cuya finalidad es aportar gusto a guisos y salsas, aunque también podrás agregarlos a tus ensaladas o cuando cocines algún tipo de tartar.

Otros alimentos que puedes añadir a los anteriores son el brócoli, las avellanas y cacahuetes, y el germen de trigo. Pero, hay más formas de aprovechar los beneficios extraordinarios de la vitamina E: además de ingerirla, consiste en comprar cápsulas o ampollas en la farmacia o herboristería. Son perfectas para usar en solitario o preparar mascarillas. Te recomendamos la siguiente: dos cápsulas de vitamina E, pepino y aloe vera. Verás qué fácil es su preparación.

eterna-juventud-vitamina-e-ampollas-aloe-vera

Corta y limpia el pepino, déjalo sin pepitas y añade a la batidora. Agrega el aloe vera, sólo la savia o parte gelatinosa. Y a estos componentes incorporamos las ampollas de vitamina E. El mejor momento para aplicar esta mascarilla es justo antes de dormir, sobre tu limpia piel, dejándola actuar durante 30 minutos. Se aclara con abundante agua tibia y aplicamos crema de noche. Si debes conservar esta mascarilla debes guardarla en la nevera, aunque no la conserves muchos días pues irá perdiendo propiedades.

Por último, te mostramos cómo preparar una mascarilla reparadora para el cabello a base de vitamina E, y que es perfecta para esas ocasiones en las que nuestro cabello se ve quebradizo o apagado.

eterna-juventud-vitamina-e-mascarilla-cabello

En este caso, los ingredientes son: aceite de coco, miel, aceite de oliva, aceite de almendra y vitamina E. Una cucharada de cada uno más dos ampollas de vitamina E serán suficientes: colócalos en un bol y ponlo a hervir al baño maría; mezcla bien para conseguir este líquido reparador. Lo hemos de aplicar sobre el cabello seco y desenredado, si puede ser cuando aún está caliente repartiendo por todo el pelo. Lo ideal es dejarlo actuar una media hora y lavar de forma habitual transcurrido este tiempo. Los resultado son evidentes desde el primer día, y serán mucho más espectaculares si lo aplicamos una vez a la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *