Mascarillas caseras: piel perfecta.

Add to Flipboard Magazine.

¿Cómo va la lista de propósitos de año nuevo? ¿Llena? Tenemos por costumbre incluir en ella nuevos aprendizajes, eliminar malas costumbres, terminar aquéllo que siempre empezamos y no concluimos… Todo lo que nos lleve a la renovación de nuestro SER. Pero, ¿has pensado en tu piel? Inclúyela en tu lista de manera fácil, económica y efectiva. A ver qué te parecen estas mascarillas caseras que te proponemos hoy.

mascarillas-caseras-piel-renovada

Nuestro aspecto externo es realmente importante, siempre te lo recordamos, y el rostro es nuestra parte más visible. Recuerda que venimos de las Fiestas de Navidad y nuestra piel ha estado expuesta no sólo al clima propio de las mismas, si no a numerosos agentes que la deshidratan y afectan: las comilonas, las noches de poco sueño, todos los excesos. De ahí que nuestro principal objetivo sea triple: limpiar, hidratar, nutrir; es decir, tener una piel radiante.

mascarillas-caseras-piel-renovada-excesos-navidad

Vamos a empezar por exfoliar nuestra piel, pues es imprescindible que comencemos eliminando todas las impurezas que obstruyen los poros y llevan al visible deterioro de la piel. La exfoliación, junto a una limpieza en profundidad del rostro, nos va a aportar suavidad y nutrición. Para prepararla no tienes más que ir a la cocina y en un bol mezclar media taza de avena, una cucharada de aceite de almendras, 2 cucharadas de leche y otras dos de miel.

mascarillas-caseras-piel-renovada-exfoliante-avena-miel-leche-aceite-almendras

Mezclamos todos los ingredientes hasta lograr una pasta más o menos homogénea y la aplicamos en la cara realizando suaves masajes circulares. Resulta importante el tiempo de actuación, pues ha de estar sobre tu rostro un mínimo de 30 minutos; inmediatamente después es conveniente retirarla con agua tibia. Comprobarás entonces cómo tu piel está mucho más saludable y brillante. A continuación, es necesario hidratar: sin hidratación nuestra piel pierde su juventud.

mascarillas-caseras-piel-renovada-hidratante-plantano-pepino

Esta mascarilla sobre nuestra piel no sólo nos aportará hidratación, pues la sensación relajante que tendremos en nuestro rostro es uno de sus mayores beneficios. Para prepararla necesitamos dos simples ingredientes: pepino y plátano. El pepino lo vamos a licuar hasta que obtengamos una textura de pasta; a ello vamos a añadir el plátano bien maduro hecho puré. Con movimientos envolventes de ambos ingredientes conseguiremos una mezcla con textura crema. La extendemos sobre el rostro con movimientos suaves y la dejamos actuar unos 15 minutos. Muy importante: no olvides colocar dos rajas de pepino sobre tus ojos, así combatimos bolsas y ojeras.

mascarillas-caseras-piel-renovada-hidratante-plantano-pepino-ojos
Con la piel limpia e hidratada es el momento de inyectarle una fuerte dosis de juventud a nuestro rostro para que permanezca durante más tiempo saludable. Esta mascarilla rejuvenecedora evitará la aparición de nuevas arrugas; sin embargo, no te vuelvas loca: no conviene aplicarla más de una vez por semana. Para su preparación debes tener pétalos de rosa y medio yogur natural. Mezcla ambos ingredientes y extiende sobre tu piel, dejando actuar 15 minutos.

mascarillas-caseras-piel-renovada-rejuvenecedora-rosas-yogur

Para las pieles delicadas con tendencia a las espinillas, las manchas o el acné necesitamos tras la limpieza una mascarilla que ayude a controlar estos problemas. Pero no olvides que evitar la suciedad en nuestro rostro es vital para ello. El limón nos va a ayudar sobremanera frente a ellos, pues es un agente infalible contra la suciedad y el exceso de grasa. Para la preparación de esta mascarilla no necesitamos más que el zumo de medio limón, mezclado con una cucharatida de miel. Mano de santo es sobre nuestra cara si lo aplicamos 15 minutos. El resultado no será otro que una piel envidiable.

mascarillas-caseras-piel-renovada-manchas-acne-limon-miel

Si tienes la suerte de no padecer estos problemas quizá la mascarilla que tu piel necesita es una que estimule esta importante parte de nuestro cuerpo para lucir resplandeciente. Puedes añadir esta mascarilla casera a tus tratamientos faciales habituales, pues no es para nada agresiva. En este caso vamos a utilizar fresas, lo más maduras posible. Hacemos con ellas un puré y le añadimos miel. Aplicamos la mezcla de forma suave en nuestro rostro y dejamos actuar durante 15 minutos. La piel se volverá más y más tersa.

mascarillas-caseras-piel-renovada-fresas-miel

Pues ya no hay excusa: tienes que añadir una piel resplandeciente a tu lista de propósitos de año nuevo. Las mascarillas que te proponemos son fáciles tanto de elaborar como de utilizar. Hazlas tanto por belleza como por salud. No te arrepentirás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *