Esta joven le gana la batalla a la anorexia y lo documenta vía Instagram para inspirarnos a todos

Add to Flipboard Magazine.

connie anorexia instagram body positive

Connie Inglis es una joven británica de 23 años que lleva prácticamente toda su vida luchando contra la anorexia. Tiene problemas con su aspecto desde que tenía apenas 10 años, lo cual le llevó a caer en trastornos alimenticios, anorexia y, finalmente, a un ingreso hospitalario contra su voluntad. Ahora ha cambiado el chip, ha conseguido superar este momento tan oscuro y utiliza Instagram para compartir su mejora e inspirar a muchos otros que sufren por lo mismo. Esta es la historia de su diario audiovisual lleno de esperanza y body positive.

But dont you think you overdid it on the whole weight gain thing – this is a question I get asked a LOT –

And honestly at first it used to stop me in my tracks. Ana came running back saying oh my god their right – it used to send me into a spin

When I get these messages now (ie this morning) I sit there and think – bitch are you seeing the same girl Im seeing Cause if you are… girl you blind

I used to be stuck in a vicious cycle of diets and hospital admissions. And thinking oh itll be ok if I just get to x weight. Haha nope That dont work. –

To recover from an ed you have to let EVERYTHING go including the fear of gaining weight. (Seams impossible I know but you can do it) –

So when someone says to ANYONE who has is suffered from an eating disorder that maybe they went too far or they dont look like they have an ed I would personally love to punch them in the face

Eating disorders DO NOT HAVE A WEIGHT LIMIT –

Recovery DOES NOT HAVE A WEIGHT LIMIT

So yeah to anyone it there wanting to send a similar message… I already know how fabulous I am I dont have to explain myself to you xxx
#positivebeatsperfect

Cuando era más joven, Connie cayó por completo en la anorexia, siendo incapaz de recuperarse ni queriendo hacerlo. “Ni siquiera me importaba vivir o morir, me daba igual. Solo quería perder todo el peso. Llegué al punto en el que estar en el hospital no era suficiente, lo único que lo habría sido era que mi corazón se parara. Eso era lo único que habría satisfecho mi anorexia” cuenta la joven británica en una entrevista con BBC.

Anyone got the Boxing Day blues Hands up Today is sometimes harder than Christmas. Family arguments. Leftovers. Food guilt. Constant diet talk. –

So you’ve eaten a lot. So you’ve put on a bit of weight. So you ve got a food baby that hasn’t gone down since yesterday So what –

None of these things make you any less of a person Why the hell do we feel the need to punish ourselves, make ourselves feel like hell, just because we’ve eaten a bit too much Nope sorry I call bullshit. –

I’ve been punishing myself for eating for years. I’ve hurt my body and mind in so many different ways but NONE OF THESE MADE ME HAPPY –

Being stick thin never made me happy. Being in hospital never made me happy. Saying no to food I really wanted never made me happy. Getting fit and lean while restricting my food NEVER MADE ME HAPPY –

So no I’m not going to start my diet tomorrow. I’m not going to start going to the gym. I’m not going to do everything I can to get rid of my belly Because I know it’s not going to make me happy –

So instead I’m going to ignore diet talk and detox January and I’m going to say yes to the cheese and the nibbles I’m going to look after me and have a FAB time doing it You can get through this Do what’s right for you and just have fun. I mean that’s what life’s about right –

But if your finding it really hard I’m going to tag some beautiful people who really help me + I’m always here Xoxo stay strong
#positivebeatsperfect –

@selfloveclubb @selfloveliv @bodyposipanda
@omgkenzieee @nourishandeat
@thetremblingofaleaf
@nonairbrushedme
@_kellyu
@_____halle__
@kateshappinessjourney

Y entonces todo cambió. Porque Connie fue despojada de su voluntad y considerada una incapacitada mental, lo que le impedía decidir sobre sus propios tratamientos. Le pusieron un tubo gástrico para alimentarla y la forzaron a recuperar el peso que necesitaba. “Al principio fue muy duro ver los kilos subir y no poder hacer nada” cuenta la joven, pero sus seres queridos le dieron el apoyo que necesitaba. “Mis mejores amigos y mi novio venían a verme todo el tiempo y mis padres estaban allí todo el día. Estaban ahí para recordarme que debía intentarlo. Y lo hice. Por primera vez en mi vida me di cuenta de que quería a esas personas más que a mi enfermedad. Así que luché como si no hubiera un mañana.”

Su determinación por salir adelante caló y Connie mejoró. De hecho, lo hizo tanto que su caso se ha convertido en un ejemplo para miles de jóvenes que pasan por lo mismo. Ahora, con un cuerpo y una mente curados y mejorados, ella utiliza su cuenta de Instagram para documentar su recuperación, contando sus momentos buenos y sus momentos malos en el camino para salir de este desorden alimenticio.

“Llevo metida en esto más de 10 años y aún tengo que luchar pero ahora veo la luz al final. Sé que la lucha merece la pena. Sé que los kilos no tienen importancia. Quiero que sepáis que es posible salir de la oscuridad. Mis problemas no se han ido y aún tengo esos pensamientos, pero soy suficientemente fuerte como para resistir.”

Basta con darse una vuelta por su cuenta de Instagram para darse cuenta de lo empoderadora y fuerte que resulta esta joven británica y de lo mucho que puede ayudar a otras personas que estén pasando por lo que ella lucha por superar. Ahora se ha convertido en una embajadora del body-positive, de la belleza fuera de los cánones y en un ejemplo a seguir. Porque como ella misma dice, #PositiveBeatsPerfect (el positivismo vence a la perfección). Y para probar esta afirmación suya, ella misma da una serie de datos que demuestran que nuestro físico no nos define y que merece la pena tener siempre en mente:

  • Naturalmente, las mujeres tienen más grasa corporal que los hombres, porque la evolución nos prepara para poder crear vida (¡no es que tengamos que hacerlo!).

  • 90% de las mujeres tienen celulitis. ¡Es natural!

  • Los pechos pequeños también son bonitos. ¡Lo son todos los pechos!

  • El espacio entre los muslos depende del tamaño de tus caderas, no de tu peso.

  • Tu valor como persona no está determinado por tu peso.

  • La tripa se dobla cuando te sientas. No importa la talla que tengas.

  • Muchísima gente crece odiando sus cuerpos porque nos dicen que debemos ser mejorados. ¡Eso es mentira! Tu cuerpo no es el problema. Perseguir un cuerpo perfecto nunca me ha hecho feliz, aceptar el mío sí.

I’ve spent my life surrounded by images of what a womans body ‘should be.’ And honestly it’s bloody confusing I mean, it changes all the time
When I was 10 I got told I had to be thin.
When I was 14 I got told I had to be fit and lean.
When I was 16 I got told I had to be ‘sexy’
When I turned 20 I got told curvy was the new thing….. “But don’t forget it has to be the right kind of curvy”
But even though I tried for years I’ve never been ‘the right kind of beautiful’. So screw it. I’m going to be MY KIND OF BEAUTIFUL
I’ll be cute.
I’ll rock those little boobs.
I’ll dye my hair all the colours and get the tattoos I love.
Ill wear what I want and post what I want.
I’ll wear makeup or I won’t.
I’ll eat what I feel like and not feel bad for it.
I’ll rock my cellulite and little belly rolls.
And even on my bad days, putting myself down for not being the ‘right’ kind of beautiful…. I’ll just remind myself that I’m MY KIND OF BEAUTIFUL And I swear, that’s all you ever need to be.
#positivebeatsperfect

“He pasado la vida rodeada de imágenes de cómo el cuerpo de una mujer debería ser. Y sinceramente, es jodidamente confuso. Quiero decir, cambia continuamente. Cuando tenía 10 años me dijeron que tenía que estar delgada. Cuando tenía 14 años me dijeron que tenía que estar esbelta y en forma. Cuando tenía 16 años me dijeron que tenía que ser sexy. Cuando tenía 20 años me dijeron que el curvy era lo que estaba de moda…pero que no olvidara que tenía que ser la forma adecuada de curvy. Pero aunque lo llevo intentando durante años nunca he conseguido ser el tipo perfecto de belleza. Así que que le den. Seré mi propio tipo de belleza. Seré mona. Lo petaré con estos pechos pequeños. Me teñiré el pelo de todos los colores y me haré los tatuajes que me gustan- Me pondré lo que quiera y posteare lo que quiera. Me maquillaré o no. Comeré lo que me apetezca sin sentirme mal por ello. Incluso lo petaré con mi celulitis y mis pequeños michelines. Incluso en mis días malos, cuando me hunda a mi misma por no ser el tipo adecuado de belleza, simplemente me recordaré que soy mi propio tipo de belleza. Y os juro que eso es todo lo que necesitas ser.”

Fotos | @mylifewithout_ana.

En Trendencias | Para sobrevivir a la anorexia y al body shaming en Internet hay que tener una actitud excepcional, como la de Megan Jayne Crabbe.

También te recomendamos


Bravo Oysho: una modelo talla L, menos Photoshop (y sin nota de prensa para contarlo). Esto es body-positive


El emotivo vídeo en el que la Selección Femenina de Rugby planta cara a los prejuicios


Plisados, lino, satén: te contamos cómo planchar las prendas más valiosas de tu armario y ahorrarte la tintorería


La noticia

Esta joven le gana la batalla a la anorexia y lo documenta vía Instagram para inspirarnos a todos

fue publicada originalmente en

Trendencias

por
Pepa López

.


Source: trendencias